E-395x222

La estrella que no ha perdido su brillo

45fd5364-bedc-4a29-b73c-68334ce3c8b6

 

Tienen los niños el don inigualable de verlo todo de manera diferente. Es decir, todo lo ven con ojos de poeta. Y en este librito, «El brillo de la estrella», alguien con alma de niño nos cuenta de manera poética el relato de la Natividad. En su narración, la luz de la estrella sobre el pesebre cobra nuevo brillo, y habla, nos habla, y nos cuenta la historia del nacimiento de Jesús desde una perspectiva para nosotros hasta ahora desconocida.

Bien decía el Señor Jesús: «Los niños pequeños, los que aún son bebés, te cantarán alabanzas» (Mateo 21.16, TLA). Esta narrativa infantil tiene un ritmo y un sabor encantadores. El candor con que se cuentan los hechos atrapa a sus lectores y los lleva a vivir la experiencia del momento mismo. ¡Ay, cuánto me gusta cómo narra los hechos!

La inicial frustración de la estrella culmina en un canto de gratitud a su Creador por haberle concedido el alto privilegio de anunciar la llegada del niño Salvador. Quien lea este poema querrá también participar en tal proclamación; ¡sentirá el impulso inevitable de ir en pos de la estrella!

No hace falta decir más. Leamos este bello relato y saboreemos cada uno de sus versos. Unámonos con la estrella y los pastores en el canto de los ángeles aquella noche inolvidable:

Lee, maravíllate y diviértete al recorrer las coloridas páginas de «El brillo de la estrella». Verás que, al igual que Ishtar, tú eres importante para Dios, ya que todos tenemos un propósito para existir.

Ah, me olvidaba, «Ishtar» significa estrella, sólo que en otro idioma, pero igual de bonito.

Para más información:  Publicaciones Acento

www.publicacionesacento.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *